La tristeza es una emoción básica que todos sentimos en algún momento de nuestra vida y es necesaria porque nos permite espacios de reflexión y renovación. Lo que hay que combatir es que esta emoción de tristeza se prolongan en el tiempo hasta convertirse en angustia o aún peor en una depresión o ansiedad.

El ritmo de vida actual basado en la competencia, productividad, el deber y la ambición hace que nos exijamos más de lo que creemos podemos soportar generando tristeza y angustia.

Nos creemos que somos capaces de aguantar la presión de la ansiedad y la angustia sin que nuestro cuerpo se resienta, esta ignorancia de nuestras limitaciones es la que conlleva a contraer diversas enfermedades, que si no las atajamos a tiempo luego es difícil combatirlas por nosotros mismos.

Una vida plena, saludable y feliz dependerá de que seas capaz de tomar conciencia de cuanto te exiges y, si esa forma de actuar y de pensar viene de ti o de los demás.

Tus pensamientos y emociones son los que te permitirán tener paz y equilibrio interior. Tu calidad de vida dependerá de que seas capaz de gestionar lo que piensas y sientes para poder vivir sin ansiedad y sin tristeza.

Toma conciencia de tus necesidades y limitaciones y actúa en concordancia con ellas. No te exijas más de lo que puedes soportar, dales un espacio a tus propios requerimientos y cada día aprende a conocerte mejor.

 

¿Qué deseo en lo más profundo de mi alma?

Esta es una pregunta que nunca debes dejar de hacerte. Qué es lo que realmente quieres de la vida, cómo quieres que sean tus días, que hay en lo más profundo de tu alma que has dejado de atender.

Muchas veces nos pasamos la vida creyendo que debemos hacer cosas por los demás, aunque nos olvidemos de nosotras mismas, pensando incluso que es un acto egoísta, esto suele ser muy común en nosotras las mujeres, pero podemos corregirlo.

Esta forma de olvidarte de ti, con el tiempo trae tristeza, angustia y hasta ansiedad, porque no estás atendiendo tus propias necesidades, porque te olvidas de que tú también tienes dolores, temores, sentimientos de soledad y miedos que debes atender.

Así surgen luego esas sensaciones de vacío, de que nos hace falta algo que no conseguimos detectar y que generalmente, no es otra cosa que el llamado de tu ser interior desatendido. Es tú corazón lleno de emociones y necesidades que quieren ser escuchadas, que necesitan ser cubiertas.

Conectar con tu ser interior para saber y conocer tus deseos más profundos, no es egoísmo, al contrario, es amarte y un acto de bondad contigo misma y con las personas que te rodean.

La mente consciente y subconsciente

Funcionamos a través de nuestra mente consciente y subconsciente. Debes tener en cuenta que la mente subconsciente representa el 95% y la consciente el 5% y solo tienes el control de esta pequeña parte.

El doctor Joe Dispenza dice que hay una mente crítica que está entre nuestra mente consciente y subconsciente. Cuanto más estresada es esta mente critica más bloqueado se encuentra el acceso a la mente subconsciente.

Tu mente critica o analítica está enfocada más en el exterior, en todo lo que captas con tus sentidos. Cuando estás estresada esta mente se llena de pensamientos, dudas y análisis constantes, tu mente consciente no puede recurrir a tu sabio subconsciente y así aumentas tu estrés y angustia y te bloqueas.

A lo que se debe aspirar es al equilibrio entre la mente consciente y la subconsciente. Necesitamos ambas mentes, pero en dónde se encuentra toda nuestra riqueza de saber y experiencias es en la mente subconsciente. Allí están las respuestas a tus deseos más profundos.

De ahí la necesidad de aprender a aminorar los pensamientos para conectar con tu ser interior. Respecto a esto el Dr. Joe Dispenza dice:

‘[…] Si estás siempre analizando tu vida, juzgándote y obsesionándote con todo cuanto te rodea, nunca entrarás en el sistema operativo donde residen los programas antiguos ni los reprogramarás. La puerta que separa la mente consciente del subconsciente solo se abre cuando aceptas, crees y sigues una sugestión’

Cuando el Dr. Dispenza habla de sugestión se refiere a un estado del ser optimo para ser influenciado y para aceptar reprogramar nuestro cerebro, es ese estado que te permite fluir y ser capaz de cambiar y conseguir lo que quieres, un estado en el que los pensamientos han aminorado el ruido mental que causan.

Conectar con tu interior te ayuda a evitar la angustia y tristeza, a conectar con tus verdaderos deseos y necesidades y encontrar las respuestas más adecuadas. Cuanto más te conectas con tu subconsciente mejor consigues conocerte y más paz interior traes a tu vida.

Una de las formas más accesibles de conectar con tu mente subconsciente es a través de la meditación. Puedes empezar por periodos de tiempo muy cortos hasta conseguir una práctica continua. La meditación te conecta con tu ser interior.

A través de tu propio conocimiento consigues saber lo que buscas y quieres de la vida, así podrás atender los requerimientos de tu alma para conseguir la paz interior. Te animo a que cada día te conozcas un poco más y que descubras lo que quieres y necesitas para sentirte plena y feliz.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies