Las mujeres seguras se hacen no nacen, aunque la seguridad de una persona depende de los cuidados y atención que recibió en su niñez, siempre hay circunstancias que de una u otra forman dañan su autoestima y la desestabiliza.

Puede que sea poco o mucho lo que se necesite trabajar en uno mismo para aumentar la autoestima, lo cierto es que es algo que determina nuestra forma de estar en este mundo, los éxitos o fracasos que consigues son proporcionales a la cantidad de autoestima que se posee.

Una mujer debe buscar la forma de hacer posible que en ella haya fuerza, confianza y seguridad, no porque tenga que ser segura ante un hombre o alguien más, sino porque ella como el ser completo que es, necesita encontrar su propio valor, necesita tener una autoestima sana y ser capaz de crear a la vida que quiere.

 

COMO SER UNA MUJER SEGURA ANTE UN HOMBRE

Vivimos en el siglo XXI, pero aún muchas personas tienen la creencia que para que una mujer sea completa necesita la presencia de un hombre a su lado, una pareja, un padre, incluso de un hijo varón.

La información que recibimos procedente de diversos medios y fuentes diversas está plagada de esa idea, de que la seguridad de una mujer depende de un hombre, o que debes ser segura para demostrárselo o porque tu seguridad va a ser la inseguridad de un hombre, pero no puedes dejarte influir por esas creencias.

Tú debes buscar ser una mujer segura de ti misma, porque de eso dependerá que seas capaz de conseguir todo aquello que te propones, de hacer posible tus metas y sueños y de sentirte una mujer plena y feliz.

No se trata de que tengas que demostrarle a un hombre que eres segura de ti, más bien se trata de ser segura para que los hombres y quien haga falta sepan que están frente a alguien valioso, que se ama y respeta y por lo tanto es lo que espera de los demás.

Por eso debes trabajar cada día para afianzar la confianza en ti misma. Además, cuanto más segura eres de ti más atractiva eres ante los demás, sin casi darte cuenta te conviertes en un imán para los que te rodean y tu atractivo se impone desde tu poder interior.

 

TU SEGURIDAD DEPENDE DE TI MISMA Y DE NADIE MÁS

Si tu seguridad incomoda a otros, es problema de esos otros, que pueden ser hombres o mujeres, pero tu seguridad hará que tú consigas ser una mejor versión de ti misma.

El hecho de que tu seguridad dependa de ti misma, no quiere decir que excluyas a los hombres de tu vida, porque los hombres forman parte de nuestra existencia, son nuestros abuelos, padres, maridos e hijos, pero el poder tener confianza, fortaleza y seguridad en ti misma, es algo que solo depende de ti y eres tú la única que puede gestar tu libertad y felicidad.

En el mundo abundan ejemplos de mujeres que han conseguido realizarse, tener éxito y ser felices y no han dependido más que de ellas mismas. Debes saber que tu seguridad no depende de nada ni de nadie externo a ti.

Las mujeres seguras saben que su felicidad depende de ellas, aunque también sufren, lloran y se caen, pero siempre se levantan y con cada caída se fortalecen. Son mujeres que transmiten alegría, positivismo y fortaleza y así, no solo atraes a un hombre, sino que eres un imán para todas las personas que te rodean.

Pero la vida es como es y muchas veces nos enfrentamos a situaciones complicadas y hasta dolorosas de las cuales se nos hace difícil salir. Esto te crea sentimientos como el que no vales, que no eres lo suficientemente capaz, que creas que no vas a poder, consiguiendo que te sientas triste y confusa y no sepas que camino debes seguir.

Además, cuando te enfrentas a estos momentos de tu vida tu autoestima baja, tu ánimo decae y sientes que te cuesta más tomar decisiones, el miedo te impide ver con claridad y a pesar de hacer cosas no consigues los resultados que deseas, y eso te empieza a desanimar y a echar para atrás.

Pero créeme, si te digo que todo eso se puede dejar atrás, que sentimientos cómo los miedos, la duda y la incertidumbre, se pueden combatir y la mejor forma de hacerlo es saber aprovechar los dos grandes poderes que están dentro de ti: el poder de tu mente y el de tu corazón.

 

3 ESTRATEGIAS PARA SER UNA MUJER MÁS FUERTE Y SEGURA DE TI MISMA

La confianza en uno mismo no es algo que surge porque sí, más bien es algo que requiere trabajo para lograrlo y convertirlo en un hábito. Estas son las 3 estrategias principales para conseguirlo:

1º Practica la asertividad. Aprende a decir no cuando no quieras algo. Expresa lo que quieres y necesitas con respeto y firmeza. Respeta y has que respeten tus tiempos y tus espacios.

También sé asertiva contigo misma, cuida tu diálogo interno y  cómo te hablas a ti mima. ¿Lo que te dices es realmente lo que piensas y sientes de ti?

2º Busca tu propia individualidad. Nunca te compares ni imites a otros, puedes tomarlos como referencia para mejorar tus propios avances, pero no para sentirte menos. Recuerda que eres única y que según tú te valores en la misma medida te valorarán los demás.

3º Usa el poder de tu mente y de tu corazón para empoderarte. Tu mente te ayuda a poner foco en lo positivo y en lo que quieres conseguir. Tu corazón te da la fuerza y energía que necesitas para hacer posible tus sueños.

 

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies