Soy una convencida del gran poder que tiene nuestra mente, por lo tanto,  también creo que podemos cambiar a través de los pensamientos todo aquello que no nos deja ser tan felices como deseamos.

Si renovamos nuestra mente y gestamos un nuevo modo de pensar,  podemos convertirnos en aquella persona que siempre hemos querido ser, hacer realidad nuestros  sueños  y, también, conseguir que se cumplan todas nuestras metas.

Lo más importante es saber cómo deseamos ser,  luego poner en marcha toda nuestra energía para lograrlo, es importante la fuerza de voluntad, la fe y nuestra  convicción de que podemos lograrlo, de esta forma orientar nuestros pensamientos y acciones hacia el cambio que buscamos,  como dice  el Dr. Joe Dispenza,  autor del libro ‘Desarrolla tu cerebro: La ciencia de cambiar tu mente’: “Lo que pensamos reiteradamente y en lo que enfocamos nuestra atención es aquello en lo que nos convertimos…”

 Yo creo que es posible conseguir todo aquello que deseamos para ser felices, un trabajo, la pareja deseada, la salud, una profesión, etc., solo hay que estar seguro de que lo conseguiremos y esforzarnos para lograrlo; no es fácil, pero tampoco imposible;  lo que debemos logar es cambiar nuestros pensamientos negativos  y nuestros malos hábitos.

No se trata de magia, existe una base científica, sucede que nuestro inconsciente se cree todo aquello en que pensamos, si pensamos que somos inútiles, que no servimos, o que es imposible, esas serán las señales, que luego recibirá nuestro consciente, preparándose para actuar tal como lo hemos programado, de ahí la importancia de saber orientar nuestros pensamientos hacia aquello que queremos lograr.  El Dr. Joe Dispenza -postgrado en neurología, neurofisiología y función cerebral- nos explica que en nuestro cerebro “[…] el lóbulo frontal toma decisiones que apoyan nuestro deseo de un resultado en particular, empleamos esta parte del cerebro a su máxima capacidad, nuestra conducta coincide con nuestro propósito, y nuestras acciones, concuerdan con nuestra determinación: nuestra mente y nuestro cuerpo son uno. Estos rasgos son inherentes al lóbulo frontal y resultan posibles por su directa conexión con las otras regiones del cerebro”.

Se trata de reforzar el pensamiento con la acción, es decir si queremos aprender a tocar un instrumento musical, obviamente no bastará con visualizarnos tocándolo, deberemos aprender, asistiremos a clases o alguien nos tendrá que enseñar, se trata de poner todo nuestro ser a trabajar en la consecución de ese objetivo. Es respecto a este punto en donde todos los especialistas en este tema del poder mental, concuerdan en que existe un poder universal que se pone a nuestro servicio para conseguir lo que nos hemos propuesto,  es cuando confluyen todas las energías del universo -yo creo que es a través de Dios- para que se hagan realidad nuestros deseos  y, esto es posible cuando deseamos  con todas nuestras fuerzas lograr algo,  es como si se nos abriesen todas las puertas para que podamos conseguirlo.

Conozco muchos casos en los que el poder de la mente ha logrado cosas increíbles; yo misma he logrado realizar algunos de mis sueños gracias a la fuerza de mis pensamientos y he podido comprobar que cuando deseamos algo con mucha intensidad, intervienen esas energías a las que me refería en el capítulo anterior. De repente conoces a alguien que te ayuda, o encuentras un libro relacionado con lo que quieres conseguir, alguien te llama por teléfono o recibes una noticia, es como si de repente el camino hacia nuestra meta se hiciera más fácil.

El  profesor israelí, Tal Ben Shahar (Universidad de Harvard), en su curso llamado  “Mayor felicidad”,  dice: “La vida es similar a una empresa. Una empresa tiene ganancias, costos y tendrá utilidad en la medida en que sus ganancias sean mayores que sus costos. En la vida diaria, nuestros costos son nuestras emociones y pensamientos negativos, y nuestras ganancias, nuestros pensamientos y emociones positivas. Si tenemos en balance más pensamientos y emociones positivas en nuestra vida, la empresa de nuestra vida está logrando utilidades”.

Si realmente os proponéis un cambio en vuestras vidas, si deseas lograr aquello que te haga  feliz, debes empezar ya. No tenemos un tiempo infinito, no importa la edad, ni si tienes más o menos conocimientos, ni si tienes mucho o poco dinero, se trata de lo que realmente quieres conseguir,  en estos tiempos de crisis, es cuando los que son fuertes de espíritu salen adelante, y es nuestra mente la que nos va a ayudar a conseguirlo.

Si queréis profundizar más en el tema existen muchos libros que podéis consultar como los de Eduardo Punset, Joseph Murphy, Joe Dispenza  y otros. Si lo deseáis, podéis compartir alguna experiencia, seguro que será de utilidad para todos los que leen este blog, servirá como inspiración para saber que en esta vida, con ilusión y fe, se pueden conseguir más cosas de las que en realidad podemos creer.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies