Muchas personas cuando pasan por momentos dolorosos, de crisis, un quiebre emocional o una situación impactante, se cuestionan y, consiguen darse cuenta de que la vida que llevan no es la que quieren, sienten un vacío emocional y descubren que van por la vida sin un destino; es entonces cuando descubren que quieren cambiar de vida, muchas lo consiguen, pero otras, diluyen en el tiempo ese momento de iluminación y, vuelven al ensordecedor día a día lleno de ocupaciones, preocupaciones y la dura rutina, dejando de lado su ansiado propósito.

 Estos momentos especiales que hacen que nos planteemos un cambio son muy diversos, puede ser la muerte, una grave enfermedad,  una separación, un momento de trance espiritual, o cualquier acontecimiento que nos hace sentir esa necesidad; lo ideal sería que nos podamos plantear ese cambio sin tener que pasar por momentos de quiebre, pero lo más importante es que no lo dejemos pasar y, que aprovechemos ese impulso para ser mejores y encontrar el camino hacia nuestra felicidad.

 Si has sabido recibir esa señal posiblemente sientas ansiedad, nerviosismo o te encuentres pasando por un momento de gran euforia, es porque aquello que creías tener bajo control ya no lo está, sientes que necesitas respuestas, para empezar lo más indicado es que hagas una toma de conciencia para que puedas decidir hacia dónde debes girar el timón.

 La toma de conciencia consiste en evaluar el contenido y el nivel de satisfacción o insatisfacción de tu vida actual, es darte cuenta del aquí y  el ahora, preguntarte ¿qué distancia hay entre el lugar donde estoy ahora y el que quiero llegar? Este proceso necesita un tiempo para que puedas meditar sobre los cambios que quieres realizar; el coaching es una disciplina que te puede ayudar para que este proceso sea más fácil, aunque también puedes conseguirlo por tu propia cuenta.

 En tu toma de conciencia debes preguntarte: ¿Qué es lo que me ha llevado hasta mi situación actual y qué me está impidiendo rendir al máximo y encontrarme plenamente satisfecho con mi vida? Tus respuestas son como el faro que guía al navegante, te permitirán saber de que puerto vas a zarpar, también que medidas debes adoptar para llegar con éxito a tu puerto de destino, analiza con cuidado tu información y decide los cambios que harás para conseguir llegar a tu puerto de destino.

 Te deseo mucho éxito en este maravilloso viaje, que encuentres el verdadero rumbo y consigas disfrutar de todas las cosas maravillosas que la vida te ofrece.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies