Cada día puede ser un día feliz, podemos conseguir vivir con alegría, energía y sin temores, solo basta con reservar quince minutos de nuestro tiempo, un poco de sabiduría, para conseguir que nuestro cuerpo, mente y espíritu, restauren su equilibrio; nacemos con una maquinaria perfecta que es capaz de curarse sola, pero somos nosotros, con nuestros pensamientos y emociones negativas, que interrumpimos ese bienestar, dañando su perfecto equilibrio.

Empieza a reservar unos minutos para hacer algo diferente, para pensar en eso que te hace disfrutar y sentirte totalmente pleno, solo necesitas algunas pequeñas estrategias para conseguirlo y mantenerte alerta, es decir, vivir conscientemente. Ser consciente es hacerte responsable de lo que haces o dejas de hacer, de lo que dices, piensas y sientes, esto, sobre todo, es el fundamento de tu propia autoestima; eres libre de elegir ser feliz o infeliz y, eso dependerá de cuan consciente estás en cada momento de tu vida.

15 minutos de sabiduría que nos ayudan a ser más felices:

Relaja tus músculos: Así conseguirás también desbloquear tu mente. Haz ejercicios de estiramiento, acompañados de una adecuada respiración, observa las sensaciones que tienes. Aspira para llenarte de energía y, expira expulsando preocupaciones.

Practica la compasión y bondad: Pon en práctica la receta del Dalai Lama: “…Como la curiosidad y la luz se oponen, oponed a vuestros pensamientos negativos –odio, celos y envidia-, sentimientos de perdón, amor y bondad”.

Calor familiar: La mejor forma de combatir los temores irracionales que a veces nos acompañan, es el calor de nuestros familiares, una llamada, una visita y sobre todo un buen abrazo, es lo más reconfortante que podrás sentir y, ellos se sentirán agradecidos transmitiéndote su amor.

Hidroterapia: No es necesario ir a un balneario para gozar de sus beneficios, en casa, una buena ducha o un baño en la bañera puede conseguir los mismos efectos, termina con un chorro de agua fría si quieres más energías, no olvides aplicarte algún perfume y crema para prolongar los efectos, los aromas actúan en nuestras emociones.

Resuelve las preocupaciones: Por preocuparte más no conseguirás solucionar los problemas, busca la solución adecuada, si tú no puedes hacer nada apártalo de tu mente, de lo contrario, solo conseguirás alterar tu propio equilibrio y, nublarás el pensamiento tomando peores decisiones.

Música: Puedes escoger la música que más te guste, hay unas que nos relajan, alegran, nos activan y, en general podemos decir, que la música es un jarabe para el alma, escoge la que más te guste y recarga tus energías.

Ponte guapa(o): Escoge ropa que mejore tu ánimo y tu imagen, recuerda que los colores influyen en nuestros estados; vernos en el espejo y gustarnos nos ayuda a elevar nuestra autoestima y, eso se transmite a los que nos rodean.

Tiempo vivo: Dedica 15 minutos diarios a entrenar tu ser consciente, crea pensamientos positivos y disfruta del presente, de lo que puedes ver, sentir, oír y tocar, así apartarás más fácilmente los pensamientos negativos.

Pon en práctica tus 15 minutos diarios y atrévete a tener buenos días todos los días. Que tengas un feliz lunes.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies