¿Quién tiene la culpa de que me sienta culpable? La respuesta en muchos casos es, yo mismo, pero también es cierto que las personas que mantienen esta emoción, la han aprendido en la niñez.

Desde niños aprendemos a que nuestros actos siempre tienen consecuencias y que nos corresponde un grado de responsabilidad, el problema surge cuando  no hay un equilibrio entre lo real y lo que nuestra mente cree como tal; generalmente deriva de una educación muy estricta y prohibitiva, volviéndose un lastre en nuestra vida impidiéndonos vivir de forma plena y tranquila.

El sentimiento de culpa causa altos niveles de estrés, angustia, desgano, ansiedad  y en algunos casos más graves fuetes depresiones. El complejo de culpabilidad se origina en  la educación recibida  por parte de nuestros padres o maestros, sobre todo, si nos hacían sentirnos culpables por cada error, por pequeño que fuera.  Este sentimiento de culpabilidad se instala en nuestro subconsciente y,  al ser adultos la exigencia viene de nosotros mismos, es una auto-exigencia  sobre todo lo que hacemos o dejamos de hacer, surgen los ‘debería’ y los ‘tengo que’ perdemos la capacidad de evaluar los hechos  tal como son y, nos sentimos culpables.

Qué hacer entonces para aliviar este malestar y emoción negativa, en muchos casos, nosotros mismos podemos gestionarla; cuando este sentimiento es muy constante y es algo que nos agobia sin poder resolverla debemos acudir a un especialista. El coaching es una disciplina que nos enseña a gestionar y erradicar este tipo de emoción limitante, así como también, a  saber potenciar nuestra mente; aunque, si se ha llegado al punto que nos ha generado un alto nivel de depresión, convirtiéndose en una ‘culpa patológica’, que nos inmoviliza y nos impide llevar una vida normal, hay que acudir a un médico especialista.

Analizando la Culpa para gestionarla (Cuantona.com):

Culpar: Cuando eres tu el que culpa a otra persona, puedes darte cuenta de que te estás culpabilizando tu por lo mismo. (No olvides que el otro es tu espejo)

Miedo: Puesto que el sentido de culpa esconde un miedo, pregúntate de que tienes miedo en tal situación (a ser juzgado, a que te llamen la atención, a que alguien se enfade, etc.). Si te sientes culpable porque has cometido un acto que consideras atroz o que te parece inaceptable. Ten compasión de ti y ACEPTA lo que has hecho y PERDÓNATE.

Responsabilidad: Se consciente de que tu solo creas tu vida con tus decisiones, tus acciones y tus reacciones y que debes asumir la responsabilidad. (Responsabilidad no significa culpabilidad – en culpabilidad existe una noción de mal).

Aprende: ¿Si hiciste algo malo, qué sentido tiene castigarte a ti mismo una y otra vez? ¿Porqué no utilizar la experiencia para ser una persona más madura? Todo en la vida es una apertura hacia el crecimiento. Mira dentro de ti para ver que creencia o pensamiento te hace sentir culpable.

Perfeccionismo: Recuerda que el ser humano necesita equivocarse para equilibrarse emocionalmente, el perfeccinismo generalmente va asociado a algún miedo. Siempre hacemos las cosas lo mejor que podemos y sabemos.

Agradece: Da las gracias por ser consciente de este sentimiento y poder gestionarlo.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies