Cuando hablamos de cambio, nos referimos a diferentes maneras de empezar un nuevo camino para alcanzar las metas que siempre soñamos. ¿Por qué no empezamos ya, que nos detiene?

Hay un elemento muy importante en este proceso y se llama amor, amor por uno mismo, de allí parte todo camino.

Quererse  es el principio de la felicidad, si no somos capaces de querernos, tampoco vamos a saber cómo querer  a los demás, es cómo una ecuación para ser feliz.

Cambiar significa mejorar nuestra vida, mejorar nuestro entorno  y, mejorar nuestra relación con las personas que nos rodean, ya sea en la vida familiar, el trabajo o socialmente.  Axel Piskulic en su blog ‘Amarse a uno mismo’ dice:”Si no te amas a ti mismo nunca podrás amar a alguien más. Si no puedes tratarte amorosamente no puedes tratar amorosamente a los demás. Es psicológicamente imposible”.

Cuando nos amamos aprendemos a aceptarnos, a reconocer nuestras limitaciones, a aceptar que hay cosas que no son para nosotros y, que también existen algunos imposibles, si imposibles, que hacen que nos odiemos por no conseguirlos; por eso cuanto más nos queremos, mejor nos conocemos y comprendemos y, aprendemos a amarnos tal como somos.

Al  amarnos, también descubriremos que hay mucho poder en nuestro interior, que somos capaces de muchas cosas, que podemos cambiar  para mejorar  y, que con el amor se puede llegar muy lejos, porque, no hay sentimiento más fuerte que el amor, con el se nos abre todo un mundo de posibilidades.

Es posible cambiar lo que hemos aprendido, aunque la autoestima se va generando desde que nacemos, afortunadamente las huellas que dejan nuestras experiencias del pasado van modificándose con nuevas experiencias, se trata de actuar, de empezar a luchar, de aprender a amarnos, el blog ‘Amarse a si mismo’ respecto a esto dice: “… dado que la sociedad nos condiciona para creer que el amor hacia nosotros mismos es un acto de egoísmo, vanidad y narcisismo, solemos esperar que los demás nos amen para dejar de sentirnos incompletos e insatisfechos”.

¿Cómo saber si vamos por el camino correcto? Para empezar debemos hacer un análisis de cómo vivimos, algunas  cuestiones pueden ayudarnos en nuestra reflexión.

Empecemos por analizar cuánto tiempo dedicamos a cada actividad diaria; la mayor parte de tu tiempo lo usas de forma provechosa o solo lo pierdes; ¿cuidas tu salud, haces ejercicio, es sana tu alimentación, cuánto tiempo le dedicas a la televisión  o internet?

Sueles decirte frases positivas  y te das ánimo;  dedicas tiempo a tu paz interior y te alimentas espiritualmente; y lo más importante, ¿ya tienes fecha de inicio para empezar a perseguir tus sueños?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies